lunes, 18 de abril de 2016

TESTIMONIO DE BENITO RAMON SEVILLA GONZALEZ (EL PUPO) SOBRE LA TOMA DEL BUNKER DE SOMOZA EL 19 DE JULIO DE 1979

Testimonio de Benito Ramón Sevilla González

 (el Pupo) sobre la toma del búnker de Somoza

 el 19 de julio de 1979

Lenin Fisher

Cuando inició la insurrección de septiembre de 1978, en León, el día nueve por la noche, Benito Ramón Sevilla González, conocido como “el Pupo”, en el sector de El Pochote, del barrio San Felipe, estaba en su casa.

Al oír los primeros disparos, se le escapó a su mamá y se dirigió a la esquina de El Barcito, donde estaban Carlos “el Chele” Nájar y Álvaro Sandoval “el Búho”; ambos de la tendencia Guerra Popular Prolongada (GPP). Como Sevilla González era muy joven, lo trataron como un chavalo y le dijeron, con malas palabras, que se fuera para su casa. Sin embargo, alguien le dijo que más tarde pasaría una columna guerrillera por la esquina del Hoyo de la Campana (en Zaragoza).

En efecto, la columna pasó e iba al mando del veterano combatiente sandinista Francisco José Jarquín Ramírez “Camilo”. Entonces, “el Pupo” se incorporó desarmado a dicha columna sandinista y se fue con ellos. Llegaron al sector de San Carlos y ahí el propio “Camilo” le dio una pistola calibre 45, una bomba de contacto y dos granadas de una bazooka de doble tubo, hecha en Estados Unidos; a partir de ese momento fue el ayudante de la bazooka, que era manejada por Benito Pavón.

Así fue que participó en los combates ocurridos entre el 10 y 11 de septiembre, en el barrio San Juan, sector de la casa del ex-alcalde liberal  y somocista Róger Blandón Velásquez, donde había una gran cantidad de soldados de la Guardia Nacional (GN). Una de las granadas fue lanzada con la bazooka, en ese lugar. También combatió en el sector de las fajas William, donde la GN hizo la mayor resistencia. Para el día 12 de septiembre participó en los fuertes combates en el Hoyo de la Campana, donde lanzaron la segunda granada con la bazooka.

A lo largo de los hostigamientos realizados contra la GN, entre septiembre de 1978 y mayo de 1979, los guerrilleros de la Escuadra Táctica de Combate (ETC) del Pochote, hicieron algunos buzones, ubicados a lo largo del río El Pochote. Eran buzones no tan profundos, que protegían con trapos o telas, plástico y hojas. De ahí extraían las armas cada vez que iban a realizar una acción combativa. Asimismo, en dicho lugar se desarrollaban pequeñas escuelas político-militares.

En los primeros días de abril de 1979 el Pupo, portando un revólver 357, participó en el asalto al Banco Nicaragüense, en la ciudad de León, junto a Lenin Valle (Felipe) y Marvin Saavedra Ramírez (Chivo Pando), quienes llevaban una pistola calibre 45, cada uno. Los tres entraron a la sucursal sin ningún tipo de máscara y vestidos elegantemente, como trabajadores bancarios. Afuera estaban tres carros esperándolos: uno vacío y en los otros dos estaban Oscar Cortés Marín (el chele Marcos) y Guadalupe Moreno (Abel). Con la guía, por señas con los ojos, de Jorge Vicente Patiño, quien laboraba en dicha sucursal bancaria, en el propio centro de la ciudad, encontraron al gerente, el cual les facilitó abrir la caja fuerte y extraer en dos sacos más de dos millones de córdobas, entre dólares y córdobas. Al huir, al Pupo lo dejaron enfrente al cine Román; luego se fue a su casa, a pesar que Felipe le orientó irse a la casa de seguridad; lo cual hizo, hasta después de oír la noticia del asalto en radioemisoras locales, violando las normas de seguridad.

Sevilla González también participó en el ataque al cuartel de la GN en Telica. Después de la masacre de la mayoría de los miembros del estado mayor del FORLP, el 16 de abril de 1979, los combatientes sandinistas del sector de San Felipe y la Providencia emboscan, el 28 de abril, al Escuadrón de la Muerte de la GN (8 jeeps y dos camiones), en la calle del colegio La Salle, donde le causan 30 bajas mortales al enemigo. Apostados dentro del colegio estaban los hermanos Pastrán, Chepe Pega, Lucas Víctor, El Buitre, Marvin Méndez y Choreja. En la calle situada al norte, entre el colegio José Madriz y el Mercadito estaban disparando Lenin Valle (Felipe), Omar Fernández López (Petén), Rigoberto Barrios, Yader Lezama y Sevilla González (el Pupo). El combate duró 40 minutos, los guerrilleros recuperan armas y municiones, así como un radio-comunicador, por medio del cual conversan, durante 20 minutos, con el propio mayor general Gonzalo Evertsz, jefe de plaza, al cual le dicen que el FSLN derrotará a la GN. Evertsz respondió con muchos insultos, diciendo que los estaba esperando en el Comando Departamental y que los vencería.

Durante la ofensiva final, el Pupo, cuyo pseudónimo era Petronio, era miembro de la ETC Ramón Larios Brenes (asesinado el 20 de abril de 1979), que integraba la columna Edgard Lang Sacasa, del Frente Occidental Rigoberto López Pérez (FORLP). En la madrugada del cuatro de junio avanzaron por el río Chiquito, pasando por los cañones de San Sebastián y continuar hasta subir con cuerdas por las laderas y entrar a las casas de la manzana donde se ubicaba una fábrica de jabón y un taller, enfrente al costado este de la iglesia San Sebastián. Llegaron a la esquina opuesta a la gasolinera Shell, que estaba contiguo a la cárcel La XXI. Dentro de esa casa esperaron; el grupo estaba conformado por los siguientes combatientes: Lucas Víctor, el Guasón, el Mudo, el Buitre, un panameño internacionalista y el Pupo. El panameño lanzó, al inicio del combate, el bazucazo, que fue directo al nido de ametralladoras situado en la parte frontal de La XXI, haciendo que saltara por los aires, en medio de una bola de fuego, en la cual vieron repentinamente, en movimiento, pedazos de ametralladoras y cuerpos humanos.

Inmediatamente, los demás guerrilleros dispararon sus fusiles. El Pupo portaba un Fal. Los guardias nacionales corrían del Comando Departamental hacia La XXI y viceversa, resultando presas fáciles ante el fuego de los combatientes sandinistas que desde la casa esquinera mantenían el ataque.

El Pupo participó en la toma de la cárcel La XXI, el 16 de junio, por la tarde del mismo día en que la GN rompió el cerco al huir del Comando Departamental hacia el Fortín de Acosasco. En cuanto a esto, según el Pupo, Gonzalo Evertsz debió escapar hacia el Fortín de Acosasco a través de un túnel que conduce hasta la fortaleza construida a finales del siglo XIX. En consecuencia, Evertsz no escapó en una camioneta Cherokee. Cuando los guerrilleros lograron tomar el Comando Departamental, el Pupo y sus compañeros entraron al túnel y lo recorrieron más de cien metros en dirección sur, encontrando heridos, muertos, prisioneros, etc.

Luego, va con el grupo de combatientes que acompaña a Jorge Vicente Patiño (Ariel), el 19 de junio, cuando cae acribillado, alrededor de las cinco o seis de la tarde, según el Pupo, por una ráfaga de fusil Browning. Grupo que estaba integrado además por: Daniel “el Profeta”, Dagoberto, Román Camilo y Chepe Pega, cuya misión era desalojar a un grupo de guardias que se habían cruzado del Comando Departamental a las casas enfrente del mismo.

Participa en la toma del Comando Departamental el 20 de junio de 1979, cuando ya portaba un fusil Galil, recuperado a la GN, porque su fusil Fal se había recalentado y su cañón se reventó. En el cerco del Comando cayeron alrededor de 17 guerrilleros sandinistas, entre ellos, el mismo día, Patiño y Guadalupe Moreno, quien intentó lanzarse al asalto, entrando al Comando, después de avanzar, a través de las casas, desde el sector de la sala de emergencia del Hospital del INSS.

Durante el cerco del Comando Departamental los guerrilleros sandinistas eran bombardeados y ametrallados por aviones y helicópteros, ante lo cual se refugiaban en la fosa de reparación de vehículos de la gasolinera Shell. Después de cuatro días continuos de asedio, los guerrilleros estaban cansados y desvelados; el Pupo, un chavalo en ese tiempo, fue filmado por periodistas mexicanos cuando disparaba hacia el Comando Departamental con su fusil Fal, portando un sombrero café de alas anchas y una camisa camuflada. Esta escena aparece en el documental sobre la Ofensiva Final del FSLN y es la que describo en el libro Chavalos de la Revolución y otros ensayos (Universitaria. León. 2011; p. 41).

El 7 de julio cuando la GN rompe el cerco tendido sobre el Fortín de Acosasco, apoyada por aviones y helicópteros, el Pupo acompaña a la ametralladora calibre 50, manejada por Benito Blanco, avanzando por el sector de Chiriquí. En la desbandada de la GN, según el Pupo, el general Gonzalo Evertsz llegó hasta el sector de Casablanca, sobre la carretera León-Managua, y ahí fue rescatado por un helicóptero. Aunque la versión más conocida es que Evertsz fue rescatado en el propio Fortín de Acosasco, al día siguiente de haber huido del Comando Departamental de León, o sea el 17 de junio, rompiendo otro cerco guerrillero, el día 16 de junio de 1979, por la mañana.

Luego Sevilla González participa en los combates de Pancorva, Izapa y La Paz Centro. En Izapa combaten los guerrilleros sandinistas contra mercenarios coreanos y el municipio de La Paz Centro lo toman al amanecer del 17 de julio (el mismo día en cuya madrugada se fue de Nicaragua el dictador Anastasio Somoza Debayle), después que la GN rompe el cerco, al formar una caravana de jeeps, con un alto volumen de fuego, al igual que en la ciudad de León.

Después de tomarse el municipio de Nagarote, una vez que la GN rompió el cerco guerrillero (nuevamente con un volumen de fuego muy superior al de los sandinistas), buscando alcanzar la carretera hacia Managua, al atardecer del 17 de julio de 1979, las columnas del FORLP, duermen en dicha ciudad, donde cayó en combate Fanor Urroz (Mariano). Al amanecer del 18 de julio avanzan hacia el departamento de Managua. Llegan al municipio de Mateare y encuentran abandonadas las posiciones de la GN, que había salido huyendo. Los combatientes procedentes de León avanzaron sobre el poblado de los Brasiles, donde también la GN había abandonado el lugar. Ahí encuentran buzones de armas, avionetas y aviones Push and Pull, con bombas y artilllados, los cuales iban a ser utilizados contra las columnas del FORLP; pero el ejército de Somoza Debayle no tuvo tiempo de hacerlo. Continúan su avance y al final de la tarde del mismo día 18 llegan al Open Tres (hoy llamado Ciudad Sandino), en la periferia occidental de la capital Managua, donde descansan y duermen.

En la madrugada del jueves 19 de julio de 1979, los guerrilleros sandinistas del FORLP se levantan y preparan el orden de marcha hacia la capital. Sobre la carretera combaten con la GN posicionada en un plantel de la Empresa Nacional de Luz y Fuerza (Enaluf), en las cercanías del Open Tres, y luego combaten en la Cuesta del Plomo.

Las columnas guerrilleras del FSLN que conforman el FORLP, procedentes de León, se dividieron y avanzaron por diferentes calles de Managua. Unos pasaron por el Estadio Nacional y el cine Cabrera. Otros se fueron por la Dupla Norte y llegaron al cine González y el sector de los escombros de la vieja Managua, donde actualmente es el parque infantil Luis Alfonso Velásquez Flores.

El grupo donde va el Pupo, conformado por 18 a 20 combatientes, al mando de Pancho Browning, va a la vanguardia, está integrado además por Javier (Pepesca) Hernández, Ramón “Moncho” Gradis, Omar Fernández López (Petén) y Marvin Méndez, llegan por el sector del Arbolito, donde hacen una pequeña pausa y comen una pequeña cantidad de alimentos, para después continuar la marcha en un jeep Susuki, sin tolda, manejado por Marvin Saavedra Ramírez “Chivo Pando”, donde van también Isidro Ramiro Soza “Pisis” (de pisa y corre, no de Piscis) y Luis Manuel Toruño (Charrasca), recorriendo la Dupla Norte, hasta desembocar por el sector donde posteriormente el gobierno revolucionario cons-truiría el Parque Infantil Luis Alfonso Velásquez Flores.

En ese punto descienden de los vehículos y caminan desplegados hacia la Loma de Tiscapa, situada hacia el sur. Alrededor de las siete de la mañana este grupo de combatientes del FORLP llega al sector de la Loma de Tiscapa, entra por las covachas de la Escuela de Entrenamiento Básico de Infantería (EEBI), donde combate durante 15 minutos con un grupo de soldados de dichas tropas élites. Los guerrilleros del FSLN van en plan ofensivo y logran escuchar a los guardias somocistas cuando se comunicaban por radio con sus superiores, suplicando desesperadamente ayuda con el envío de refuerzos. Se ha acostumbrado decir que durante la toma de la Loma de Tiscapa no hubo ninguna resistencia de la GN ante la llegada del victorioso FSLN; pero el testimonio de Sevilla González (el Pupo), revela lo contrario.

Obviamente, dicha resistencia fue mucho menor de lo esperado; pero tampoco fue que ningún miembro de la GN que estaba en la Loma de Tiscapa disparó contra los guerrilleros del FORLP. Cuando otros testigos de la llegada del FORLP al búnker de Somoza vieron que no hubo combates, ya eran entre las nueve y diez de la mañana; por lo tanto, el combate en las covachas de la EEBI, relatado por el Pupo, había sucedido dos o tres horas antes.

Por el otro sector, según el Pupo, avanzó el grupo comandado por el chele Marcos. Además, señala que Luis Manuel Toruño (Charrasca) combatió durante una parte de la ofensiva final en León y que participó en el avance hacia Managua, hasta llegar a la Loma de Tiscapa. Una vez tomado el complejo de Tiscapa, incluyendo el búnker de Somoza, el Pupo, quien portaba un Fal, agarró dos pistolas calibre 45, una subametralladora UZI y una mochila militar nueva.

Alrededor de las tres o cuatro de la tarde del 19 de julio de 1979 reúnen en formación al grueso de las columnas guerrilleras de los distintos frentes de guerra, delante de la Dirección Nacional del FSLN y otros guerrilleros destacados como Lenin Cerna y Mónica Baltodano. La dirigencia pidió que diesen un paso al frente aquellos combatientes que no deseaban formar parte del nuevo ejército y de la nueva policía. El Pupo dio un paso al frente porque no le gustaba la vida militar. Ese mismo día se fue al raid hasta el parque las Piedrecitas y luego, portando todas sus armas, regresó a la ciudad de León.

Benito Ramón Sevilla González es mencionado en el valioso libro De León al búnker (Cortés Domínguez, G. Editarte. Managua. 2010; 400 p.), con el pseudónimo de Petronio, en la sección de agradecimientos y en la página 111, donde hace referencia a dos entrenamientos que el chele Marcos impartió en el barrio la Providencia, así como varios cursos militares en el patio de la casa de Charrasca, que funcionaba como un cuartel de los guerrilleros urbanos del FSLN en León.

Este es el testimonio de uno de los valientes guerrilleros urbanos sandinistas del Pochote, barrio San Felipe, de la ciudad de León, que liberaron León, La Paz Centro y Nagarote, y formó parte de las fuerzas del FORLP que se tomaron el búnker de Somoza y la Loma de Tiscapa, en la capital Managua, el 19 de julio de 1979, antes que los demás frentes guerrilleros llegaran. Joven que después continuó defendiendo la Revolución Sandinista, siendo herido en una emboscada que la contrarrevolución hizo en Susucayán, El Jícaro, Nueva Segovia, cuando era miembro del batallón de infantería de reserva 40-14.

Managua, Nicaragua, 18 de abril de 2016

Escritos de Lenin Fisher: reflexiones sobre la vida e historia de Nicaragua.

leninfisherblogspot.com