jueves, 21 de septiembre de 2017

HISTORIA DE LA OFTALMOLOGIA EN NICARAGUA

Historia de la Oftalmología en Nicaragua


Lenin Fisher y Janitzia Aragón Padilla

Entre los pioneros de la Oftalmología en Nicaragua está el doctor Roberto Sacasa, que residía en León y ha sido señalado como el primer médico que realizó operaciones de los ojos, en Nicaragua (Álvarez, 1984).

Según Montalván (1960) el doctor Roberto Sacasa, graduado en la Universidad de París (discípulo de Fort, Valpeau, Nelaton y Houel), fue presidente del Protomedicato desde 1869 y tuvo especial dedicación por la Oftalmología. Fue Decano de la Facultad de Medicina, a partir que el presidente Evaristo Carazo impulsa una de sus reformas, durante el periodo de los treinta años de gobiernos conservadores (Montalván, 1960; Álvarez, 2004).

El 6 de diciembre de 1899 el doctor Juan José Martínez (Tiffer) Moya, quien residía en Granada, operó de catarata a don Pánfilo Gutiérrez (el Pelón); cirugía que fue un éxito completo, de acuerdo a la autobiografía de Martínez Moya (Álvarez, 1984; Álvarez, 2004).

Al doctor Martínez se debe el primer registro de una cirugía de catarata o lensectomía en Nicaragua, realizada a pocos días de que finalizara el siglo XIX, donde describe lo siguiente: los instrumentos fueron muy bien hervidos, el paciente se lavó la cabeza y la cara con agua tibia y jabón; el saco lagrimal se lavó con solución de sublimado al 1/2000; la anestesia local fue por medio de instilación de gotas de solución de cocaína al 5%; la operación se realizó con el método de von Graefe (cuchillete recto de 2mm., iridectomía en sector, arrancamiento de la cápsula con pinza dentada, y expresión y lavado del núcleo y corteza sin suturar); y posteriormente, colocó gasa esterilizada; y realizó curación los siguientes días, instalando gotas de atropina al 1% (Álvarez, 1984).

Los doctores Luis H. Debayle y Juan José Martínez Moya extrajeron cataratas (Álvarez, 1984). Debayle fue cirujano, ginecólogo, obstetra, ortopedista, urólogo, otorrinolaringólogo y oftalmólogo (Álvarez, 2004). Debayle y Martínez fundaron la cirugía moderna en Nicaragua (Montalván, 1960).  Debayle estudió en la Universidad Sorbona y en el Instituto La Rue (París, Francia); mientras que Martínez estudió en la Facultad de Medicina de Nueva York y realizó su internado en el Hospital Bellevue (Arellano, Fisher, 2010).

Década de 1920: el primer médico oftalmólogo, graduado en el extranjero, fue el doctor Salvador Reyes, quien estudió en Bélgica, la especialidad de ojos, oído, nariz y garganta, y residió en León, operando en su clínica, en el barrio el Calvario (Álvarez, 1984).

Poco tiempo después, llegó el doctor Juan Derbishier, que también era oftalmólogo y otorrinolaringólogo (Álvarez, 1984). Derbishier fue inmortalizado por Sergio Ramírez Mercado en la novela Castigo Divino (Aragón Téllez, 2015). En 1928 el doctor Alejandro César, en Granada, dio brillo y popularidad a la Oftalmología. A inicios de la década de 1940 el doctor guatemalteco Arturo Quevedo y el doctor costarricense Alexis Agüero, atendían, en la clínica del doctor Adán Fuentes Solórzano (oftalmólogo y otorrinolaringólogo), ubicada en la avenida Bolívar, en Managua. El fundador de la Oftalmología moderna fue el doctor Ricardo Lacayo G., quien llegó al país en 1946, graduado del New York Eye and Ear Infirmary, organizó el Servicio de Ojos del Hospital General e introdujo la primera lámpara de hendidura. En la década de 1950 el doctor José H. Montalván fue catedrático de Oftalmología en la Universidad de León, utilizando el texto de May (Álvarez, 1984). Además, en esa década impartía la cátedra de Oftalmología el doctor Roberto Buitrago, quien viajaba desde Managua, una vez a la semana (Aragón Téllez, 2015)

En 1948, regresó a Nicaragua el doctor Emilio Álvarez Montalván, quien se entrenó en el Instituto Lagleyze, de Buenos Aires, Argentina. Las enfermedades más comunes eran las siguientes: defectos refractivos, oftalmía del recién nacido, queratitis parenquimatosa sifilítica y coroiditis; las cuales han disminuido su frecuencia al pasar del tiempo (Álvarez, 1984).

El doctor Víctor M. Godoy, un oculista autodidacta, ex–alumno del doctor Luis H. Debayle, era la figura paternal de los oftalmólogos radicados en Managua, durante la década de 1950. Los optometristas de la época eran Peñalba, Ruhl y Deogracias Rivas. En el año de 1949, regresó al país el doctor Fernando Agüero Rocha (ex-alumno del doctor Castroviejo, en New York), quien realizó los primeros transplantes corneales en Nicaragua (Álvarez, 1984).

El doctor Fernando Bernabé Agüero Rocha (11-6-1917/28-9-2011) estudió oftalmología durante la Segunda Guerra Mundial, en Nueva York (Wikipedia, 2017). Fue aceptado como residente en el Hospital Sánscrito de New York, Estados Unidos, bajo la tutela del cirujano Ramón Castroviejo (Barberena, 2009). Ha sido el oftalmólogo que más alto liderazgo político ha alcanzado en el país, pues fue líder del Partido Conservador; pero perdió totalmente dicho liderazgo después de la masacre del 22 de enero de 1967, realizada por la Guardia Nacional contra una manifestación opositora al régimen de Anastasio Somoza Debayle, líder del Partido Liberal Nacionalista, en la capital Managua.

En el mes de diciembre del año 1948 se fundó la Sociedad Nicaragüense de Oftalmología (SNO), siendo conformada su primera directiva por los siguientes doctores: Víctor M. Godoy (Presidente), Salvador Reyes (Vicepresidente), Emilio Álvarez Montalván (Secretario), Ricardo Lacayo G. (Tesorero), Adán Fuentes (Vocal) y Juan Derbishire (Vocal) (Álvarez, 1984). Además, Derbishire era el delegado ante la Asociación Panamericana de Oftalmología (Aragón Téllez, 2015).

En ese tiempo los doctores Filiberto Herdocia Adams, en León; Ponciano Muñoz, en Rivas; Manuel Ubago, en Granada; y J. Báez, en Jinotepe; realizaban enucleaciones e iridectomías, y operaban chalaziones y pterigiones (Álvarez, 1984). En 1949 se fundó la clínica oftalmológica del Hospital Bautista de Managua a través de gestiones hechas por Álvarez Montalván y el doctor John S. Pixley (Álvarez, 2003).

Los doctores Gilberto y Mary Cuadra trajeron a Nicaragua el primer oftalmoscopio indirecto de Schepens, en la década de 1950. En esa época, llegaron los primeros colirios de patente, producidos por los laboratorios Colicursi de Barcelona, España, cuando las farmacias nacionales Guerrero Pineda y Guevara, de Managua, atendían las recetas oftalmológicas caso por caso. En 1952, el doctor Emilio Álvarez Montalván realizó estudios fundamentales de neuroftalmología en Queen Square Hospital, del Reino Unido (Álvarez, 1984).

A inicios de la década de 1960, el doctor Ernesto Garay Morales, con estudios en La Habana y New York, se instaló en Managua y posteriormente realizó un estudio acucioso sobre cisticercosis ocular. En esa misma década, el doctor Enrique Gil Salinas, entrenado en la Clínica Barraquer de Barcelona, fue nombrado catedrático de Oftalmología en la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, con sede en León, modificando el método de enseñanza, haciéndolo más práctico. Gil Salinas introdujo al país la sutura de seda virgen. A finales de dicha década, regresó, con una técnica quirúrgica muy depurada, el doctor Róger Munguía Argüello, entrenado en la Clínica Barraquer, donde fue jefe de residentes, durante más de cuatro años (Álvarez, 1984).

El doctor Enrique Gil Salinas fundó el Servicio de Oftalmología en el Hospital San Vicente de Paúl, de la ciudad de León, en 1963. Fue nombrado, en 1964, profesor ad-honorem de la Facultad de Medicina de la UNAN (Aragón Téllez, 2015).

Extracción de catarata con crio o hielo seco, fue la técnica que introdujeron los doctores Álvarez Montalván y Garay Morales, en 1966. La tercera generación de oftalmólogos surgió a finales de la década de 1960, con el doctor Roberto Cortés Montealegre, graduado en México (Álvarez, 1984), quien trágicamente fue asesinado por la Guardia Nacional, ante su esposa e hijos, durante la guerra civil de 1979, en Chinandega (hoy un centro de salud de dicha ciudad lleva su nombre).

Según el doctor Oscar Aragón Téllez a finales de la década de 1960 había un staff de cinco oftalmólogos en el Hospital del INSS y otro, con igual cantidad, en el Hospital El Retiro. En ese tiempo hubo contradicciones entre los oftalmólogos del INSS y las autoridades hospitalarias; éstas últimas para solucionar la crisis contrataron a un oftalmólogo español llamado Emilio Ojeda Lázaro, quien fue nombrado jefe del servicio de Oftalmología y operaba sin guantes. Aragón Téllez trabajó en el Hospital del INSS desde 1969 hasta 1972, estando la mayor parte del tiempo en Oftalmología.

En 1971 se organizó el primer congreso de Oftalmología en Nicaragua, cuando era presidente de la SNO el doctor Enrique Gil Salinas (Aragón Téllez, 2015).

El doctor Manuel Sequeira fue el primer oftalmólogo nicaragüense que obtuvo un diplomado del Royal College of Surgeons del Reino Unido. El Hospital General de Managua y el Hospital El Retiro brindaron atención oftalmológica y para 1960, el último mencionado llegó a tener 40 camas en el servicio de Oftalmología (20 para hombres y 20 de mujeres). El terremoto del sábado 23 de diciembre de 1972, a las 00:35 a.m., con una magnitud de 6.2 en la escala de Richter, con dos réplicas de 5.0 y 5.2, una hora después, destruyó totalmente las instalaciones (Álvarez, 1984; Wikipedia, 2017).

En el año de 1974 se fundó la Sociedad Centroamericana de Oftalmología. La SNO obtuvo su personería jurídica, de parte del Congreso de la República, en 1977 (Álvarez, 1984).

Entre los oftalmólogos que forman la cuarta generación se pueden mencionar los siguientes: Humberto Castrillo (Universidad de Montpellier, Francia), Leandro Chamorro, Miriam de Lacayo, Teresa Baldizón y Jorge García (Hospital Clínico San Carlos, Madrid, España), Osmín Fonseca y  Luis Balladares (Instituto Oftalmológico, Madrid, España), Esperanza de Munguía (Instituto Barraquer, Barcelona, España), Bayardo Salmerón (Hospital Francisco Franco Barcelona, España), Edith Edelweiss Selva de Rivera (Barcelona, España), Oscar Aragón Téllez y Julio Quezada (Hospital General del Seguro Social, México, D.F.), Walter Salinas (Instituto de las Américas, Bogotá, Colombia), Paulino Quintana (Alemania Federal), Salvador Enríquez (Hospital San Juan de Dios, San José, Costa Rica), Milton Eugarrios (Estados Unidos) y Leopoldo Navarro Avilés (Universidad de Marsella, Francia) (Álvarez, 1984).

Según el doctor Humberto Castrillo, como presidente de la SNO organizó un congreso en 1978, para el cual fue invitado el doctor Albert Kern, oftalmólogo de origen inglés, que hacía pocos años atrás había inventado la técnica quirúrgica de trabeculectomía, para tratar a pacientes con glaucoma. Dicha técnica, en ese momento era el último o más reciente avance quirúrgico. La presencia del doctor Kern atrajo a oftalmólogos de todos los países centroamericanos para escuchar las conferencias impartidas en el INCAE, con traducción simultánea, del idioma inglés al español. El doctor Kern se sorprendió cuando oftalmólogos nicaragüenses le explicaron que utilizaban la trabeculectomía en niños, con buenos resultados, porque él había inventado dicha técnica para ser aplicada en adultos. Por esta razón, el doctor Kern dijo que había aprendido algo nuevo en nuestro país.

Han sido presidentes de la SNO los siguientes oftalmólogos: Víctor M. Godoy, Emilio Álvarez Montalván, Humberto Castrillo, Justo Munguía, Leandro Chamorro, Abraham Delgado, Oscar Aragón Téllez, María José Córdova, Diego Valle, Emilio Álvarez Guerra, Amelia Salvatierra, Silvia Bravo, Marcelo Figueroa, Ramiro Blanco y Gloria Gaitán, entre otros.

El Consejo Nacional de la Educación Superior (CNES) fue fundado en 1979 (Guevara, 1995). Para 1984 el Servicio de Oftalmología con mayor número de consultas en todo el país era el perteneciente al Hospital Bertha Calderón, donde se atendían hasta 150 pacientes diariamente, pero con solamente 12 camas disponibles (Álvarez, 1984). De acuerdo al doctor René Pilarte en el Hospital Bertha Calderón los jefes del Servicio de Oftalmología fueron los doctores Leandro Chamorro, Julio Quezada y René Pilarte.

El Hospital Bertha Calderón empezó el programa de residencia en Oftalmología, con reconocimiento universitario, alrededor de 1983, cuando se iniciaron las especialidades médico-quirúrgicas, como una decisión del Estado nacional, a través del Ministerio de Salud y la UNAN, para formar a sus propios especialistas en medicina.

En 1984 se fundó la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAN-Managua (Fisher, 2014). La Comisión Central Minsa-UNAN exigió que todos los planes y programas académicos estuviesen listos antes de 1982 (Guevara, 2003).

A mediados de la década de 1980, siendo Jefe del Servicio de Oftalmología el doctor Julio Quezada, en el Hospital Bertha Calderón, el doctor René Pilarte y Dagoberto Rosales (quienes habían aprendido algunas técnicas de las operaciones de retina que llegaba a realizar el doctor Emilio Álvarez Montalván), reinician, animados por el doctor Quezada, las cirugías de retina en dicho centro, ante el hecho de que muchos oftalmólogos habían abandonado el país. Previamente, solamente los doctores Emilio Álvarez Montalván y Oscar Saravia realizaban este tipo de cirugías; y el doctor Saravia había dejado de operar en el hospital público mencionado, cuna del programa de residentes de Oftalmología en Nicaragua.

También durante la década de 1980, existió, según relata el doctor Pilarte, el Servicio de Oftalmología del Hospital Escuela Lenin Fonseca, dirigido por el doctor Luis Flores; y cuyo staff de oftalmólogos lo conformaban además, una retinóloga cubana llamada Mayra Omier y un oftalmólogo ruso de apellido Olev.


De acuerdo al doctor Humberto Castrillo, en 1985, el avión Orbis aterrizó en Honduras, por lo que los doctores Castrillo y Leandro Chamorro viajaron al hermano país centroamericano. Ambos realizaron la gestión ante el personal norteamericano de solicitar un microscopio co-axial, como donación para Nicaragua. Cuando el avión Orbis vino a Nicaragua en 1990, la gestión antes mencionada se concretó, porque nuestro país obtuvo como donación su primer microscopio co-axial, el cual fue instalado en el Hospital Bertha Calderón, que todavía contaba con un servicio de Oftalmología de referencia nacional.

En 1995 fue fundado el Centro Nacional de Oftalmología (CNAO), bajo el concepto de hospital especializado en enfermedades de los ojos (desapareciendo los Servicios de Oftalmología de los hospitales Bertha Calderón y Lenin Fonseca), que según el doctor René Pilarte (quien pertenece a la promoción 1984-1987), ha tenido entre sus directores a los doctores María José Córdova, Lissette Herrera, Octavio Tórrez, Conrado Abarca y Francisca Rivas. Posteriormente, en 2003, el CNAO es bautizado con el nombre del doctor Emilio Álvarez Montalván, como reconocimiento en vida por sus aportes a la Oftalmología y a la Medicina en Nicaragua. De acuerdo al doctor Oscar Aragón Téllez, el CNAO fue inaugurado en las ruinas de lo que fue el edificio de la consulta externa del INSS, antes del terremoto de 1972.

Hasta inicios de la década de 1980 los médicos nicaragüenses que deseaban estudiar Oftalmología, debían hacerlo en el extranjero. Los primeros oftalmólogos graduados en Nicaragua, durante la década antes mencionada, fueron los doctores Azucena Ocaña y Carlos Castañeda Molina. Eran residentes de oftalmología en 1984 los doctores Marcia de Castrillo, Lygia Díaz, Giselle Solís, Dagoberto Rosales y Francisco Cisneros (Álvarez, 1984). En 1987 ingresaron a la residencia de Oftalmología los doctores José Antonio Agüero, Amelia Salvatierra, María José Córdova y el doctor Vílchez. En el año 1988 ingresó a la residencia el doctor Abraham Delgado. Desde entonces, se han graduado como oftalmólogos, en Nicaragua, con diploma universitario, más de 150 médicos y cirujanos, según cálculos del doctor René Pilarte.

En entrevista realizada al doctor René Pilarte Tijerino, éste señaló que han sido jefes docentes de Oftalmología los doctores Humberto Castrillo, Jorge García Amador (q.e.p.d.), Julio Quezada, René Pilarte, Derwin Guerrero y Esperanza Rodríguez.

En 1983, el Hospital Bautista organizó un programa de lucha contra la ceguera. En la década de 1980, en medio de la guerra, más del 50% de los oftalmólogos abandonaron el país, cuando la demanda de servicios aumentaba exageradamente (Álvarez, 1984). Durante dicha década también se formaron médicos, becados, en países socialistas como la Unión Soviética, entre ellos el doctor Francisco José Castro Gutiérrez, que por la desaparición de la URSS, en 1991, se graduó de médico en 1994 en Rusia, y después estudió Oftalmología en la Universidad Amistad con los Pueblos, de Moscú (Narváez, 2015).

El doctor René Pilarte entrenó en cirugía de retina al doctor José Antonio Agüero, a partir del año 1988. Así, este dúo de oftalmólogos realizaba cuatro cirugías de retina al mes, inicialmente en el Hospital Bertha Calderón y posteriormente en el Centro Nacional de Oftalmología (CNAO), hasta el año 2008, es decir durante 20 años, utilizando la técnica de retinopexia, cerclaje y crioterapia. A partir de 2008, el doctor Agüero se trasladó al Hospital Escuela Danilo Rosales, de la ciudad de León.

En el año 2001, el doctor Luis Espinoza empezó a realizar vitrectomías con un vitrector donado por Guatemala al CNAO. Alrededor de 2006, el doctor Feist, de origen estadounidense, donó un nuevo vitrector, con el cual se operaban hasta 30 vitrectomías, una vez al año, en dicho centro. Posteriormente, en 2008, la doctora María Alejandra Alemán continuó haciendo vitrectomías, junto al doctor René Pilarte.

Durante el VI Simposio de Retina, la doctora María Alejandra Alemán señaló que el doctor René Pilarte Tijerino llegó a tener una alta resolución utilizando la técnica de cerclaje, logrando re-aplicar retinas con desgarros gigantes, desgarros posteriores y vítreo-retinopatía proliferativa severa, con pliegues de contracción focal; casos donde estaba indicada la técnica de vitrectomía; pero con la cual no se contaba en Nicaragua. Además, apuntó que las limitaciones tecnológicas en el Cnao comenzaron a superarse, parcialmente, con las donaciones hechas por médicos norteamericanos como los doctores Paika y Feist.

La técnica quirúrgica de catarata con lente intraocular se generalizó en 1990. En ese tiempo se integró el doctor Filiberto Larios, después de especializarse en España, al Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello, en la ciudad de León (Aragón Téllez, 2015).

Entre 1989 y 1990 visitaron al país oftalmólogos que vivían en Estados Unidos, como el doctor Taboada, quienes enseñaron la técnica de cirugía extracapsular de catarata con lente intraocular. En esos mismos años, visitó al país el avión Orbis, un avión-hospital, que aterrizó en el aeropuerto internacional, y cuyo personal aplicó dicha técnica a pacientes nicaragüenses y transmitiendo el conocimiento a los oftalmólogos nacionales, recuerda el doctor René Pilarte T.

Según el doctor José Antonio Agüero, el oftalmólogo que realizó la primera cirugía de catarata con colocación de lente intraocular y el primer transplante corneal en el Servicio de Oftalmología del Hospital Bertha Calderón, y en consecuencia, dentro del Ministerio de Salud (Minsa), fue el doctor Humberto Castrillo.

En la década de 1990 comenzaron a llegar a Nicaragua los primeros biometer, para realizar la medición o cálculo del lente intraocular para ser colocado tras la lensectomía.

El doctor Yuri Arróliga comenzó a implementar la técnica de queratotomía radial, en 1993.

En 1996, el primer equipo de rayos láser argón para tratar la retinopatía diabética, en Nicaragua, fue instalado en el CNAO, por gestiones de la SNO, siendo presidente el doctor Oscar Aragón Téllez, por medio de gestiones ante el ministro de salud, el doctor Federico Muñoz, durante la gestión de la doctora María José Córdova, como directora del CNAO, institución que ese mismo año recibió un equipo de Yag láser y un angiógrafo. Fue hasta el año 2002 en que el CNAO obtuvo su primer vitréofago.

La técnica faco sin faco o facofractura se comenzó a practicar en Nicaragua entre 1996 y 1997, ante la falta de facoemulsificador, de acuerdo al doctor Pilarte Tijerino.

El primer vitrector o vitreófago lo instaló en Nicaragua el doctor Luis Bustamante; realizando la primera vitrectomía en el país, en el mes de noviembre de 1997. En mayo de 1999, el doctor Luis Bustamante realizó la primera cirugía de catarata con faco-emulsificador, en nuestro país. Sin embargo, según el doctor René Pilarte, la técnica de faco-emulsificación fue introducida a Nicaragua, a finales de la década de 1990, por el doctor Oscar Acevedo, con un equipo modelo Universal.

El doctor Luis Miguel Molina, venezolano, realizó las primeras cirugías refractivas, en el año 2003. Además, introdujo el primer angiógrafo digital, en 2007 y la primera tomografía de coherencia óptica en 2008. El 12 de octubre de 2013 se fundó la Sociedad Nicaragüense de Retina y Vítreo.

A partir de finales de la década de 1990, inicia la tendencia a la sub-especialización en países como México, Guatemala, Venezuela o Brasil. Entre los oftalmólogos con estudios de sub-especialidad, en el extranjero, están los siguientes: Diego Valle (glaucomatólogo), Luis Espinoza Guerra (retinólogo), Janitzia del Pilar Aragón Padilla (retinóloga), Justina Valle (glaucomatóloga), Amelia Salvatierra (oculoplástica), Renata Argeñal (oculoplástica), Rommel Izaguirre (oftalmopediatra y estrabólogo), María Alejandra Alemán (retinóloga), Luis Molina (cirugía refractiva, facoemulsificación, retinólogo), Jaqueline Castellón (segmento anterior), Cristhian Tinoco (cornéologa), José López (retinólogo), Yuri Arróliga (segmento anterior y cirugía refractiva) Carlos Agüero (segmento anterior), Melissa Martínez (oculoplástica), Ramiro Blanco (cornéologo), Gloria Gaitán Gutiérrez (oculoplástica), David Valdivia (glaucomatólogo y segmento anterior) y Roberto Saravia (oftalmopediatra y estrabólogo).

En cuanto a la Historia de la Optometría en Nicaragua desde el año 1900 puede dividirse, por razones académicas, en cuatro periodos: 1) Desde el año 1900 hasta 1950. 2) Desde 1951 a 1979. 3) Periodo de la Revolución Sandinista. 4) Desde 1990 hasta nuestros días (Aragón, Fisher, Aragón, 2013).

Los inmigrantes chinos aparentemente fueron los primeros que comercializaron anteojos en Nicaragua, a principios del siglo XX. El primer optometrista graduado en el extranjero fue el doctor Honorio Ycaza, de la ciudad de León, quien estudió en Guatemala. El doctor Ernesto Correa Reyes fue el primero en instalar un laboratorio óptico en Nicaragua. La Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología (UNICIT) inició la carrera de Licenciatura en Optometría en el año 2006. En Nicaragua existen, actualmente, 170 estudiantes de Optometría: 30 en la UNICIT y 140 en la UNAN-Managua. La óptica más antigua y activa es Óptica Nicaragüense. Las dos mayores cadenas de ópticas son Óptica Münkel y Óptica Matamoros (Aragón, Fisher, Aragón, 2013).

Entre los principales personajes en el desarrollo histórico de la Optometría en Nicaragua se destacan: Honorio Ycaza, Deogracias Rivas, Pastor Peñalba, Ricardo Ruhl, Fernando Valladares, Ernesto Correa Reyes, Silviano Matamoros Lacayo y Félix Alejandro Pereira (Aragón, Fisher, Aragón, 2013).

Las principales instituciones, empresas u ópticas que han influido en el desarrollo de la Optometría en Nicaragua han sido las siguientes: Óptica Ruhl, Óptica Santa Lucía, Nicaragua Optical Company, Óptica Nicaragüense, Óptica Matamoros, Óptica Visión, Óptica Selecta, Óptica Rojas, Óptica Münkel y Centro Visual Pereira. La UNICIT fue la universidad pionera en la formación de optometristas profesionales con grado de licenciatura. La mayor cantidad de estudiantes de Optometría están en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAN-Managua (Aragón, Fisher, Aragón, 2013).

Los avances tecnológicos de la Optometría que han llegado a Nicaragua incluyen los siguientes: paso de la caja de prueba de lentes a forópteros; del optotipo de Snellen en cartilla al proyector de luz a control remoto; cambio de forópteros pesados a más livianos y precisos; de forópteros a auto-refractómetros computarizados; paso del bloqueo de lentes con brea a la sustancia llamada Alloy; cambio del generador de superficie manual al de cuchillas y luego al digital (Free-Form); paso de lentes de vidrios al plástico y materiales más sofisticados como el High-Index, policarbonato, Thin-Light; cambio de lentes monofocales, bifocales y trifocales a lentes progresivos; introducción de tratamientos de lentes como fotogray, antirreflejos, anti-rayas,supershield, protección ultravioleta (UV) y transitions.

El paso de aros metálicos pesados a aros de titanio más livianos e inclusive aros flexibles que se deforman severamente y recuperan su estado original de manera rápida; cambio de lentes de contacto duros a blandos; paso de lentes de contacto de uso diario a una semana de duración; cambio del concepto de tiempo de entrega del producto (entrega de lentes de 15-30 días a una hora); producción intensiva y centralizada de anteojos con distribución a escala nacional a través de una cadena de sucursales y unidades móviles; técnicas de mercadeo sofisticadas en medios de comunicación tradicionales y virtuales con aprovechamiento de la tecnología informática o digital (Aragón, Fisher, Aragón, 2013).

La SNO junto al Club Rotario o el Club de Leones ha impulsado múltiples jornadas de prevención de la ceguera, obsequiando anteojos, facilitando exámenes visuales y promoviendo cirugías de catarata, en distintos lugares del país.

No obstante, la campaña de mayor impacto social ha sido la llamada Operación Milagro, promovida por los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, que inició en 2007 y que para julio de 2010 contabilizaba 60 mil cirugías, sobre todo de cataratas; y que al finalizar 2011, totalizaba más de 100 mil nicaragüenses con sus problemas visuales solucionados; realizándose un promedio de 100 cirugías oftálmicas diarias en Ciudad Sandino, Matagalpa, Jinotega, Muelle de los Bueyes, Bluefields y Bilwi, según la ministra de salud, doctora Sonia Casco (Aragón, Fisher, Aragón,  2013).

El oftalmólogo que más ha escrito sobre la Historia de la Oftalmología y la Optometría en Nicaragua, ha sido el doctor Emilio Álvarez Montalván (columnista de páginas de opinión de periódicos nacionales, autor de libros y analista político), quien nació en 1919 y murió el 2 de julio de 2014, a los 95 años de edad.

Referencias bibliográficas:
1-. Álvarez Montalván, E. (1984). Notas para una historia de la oftalmología nicaragüense. En: El mensaje de los ojos. Managua, Nicaragua. Unión. 85-99
2-. Álvarez Montalván, E. (2004). De la Colonia al siglo XIX: la medicina en Nicaragua. La Prensa. Managua, Nicaragua. 11/10/2014
3-.Álvarez Montalván, E. (2013). Médico de vocación y aficionado en política: memorias. Managua, Nicaragua. Fondo de Promoción Cultural Grupo Invercasa. 284
4-.Aragón Padilla, G.A., Fisher, L. Aragón Padilla J. A. (2013). Historia de la Optometría en Nicaragua desde 1900 hasta 2013. Tesis de licenciatura en óptica y optometría. Managua. Unicit.
5-.Aragón Téllez, O. (2015). Reseña histórica de la oftalmología en León. Gaceta Médica de Nicaragua. Managua. Mayo. Año II. No.8; 4
6-.Barberena, E. (2009). El líder “joven y sincero” que pudo cambiar la historia: Fernando Agüero Rocha y aquellas inmensas multitudes de esperanza. El Nuevo Diario. Managua, Nicaragua. 8/8/2009
7-. Cruz, E. (2014). Álvarez Montalván, el oftalmólogo que se metió a político. La Prensa. Managua, Nicaragua. 2/7/2014
8-. Fisher, L. (2010). Historia de la radiología en Nicaragua: la senda de la luz invisible. Universitaria. Managua, Nicaragua. 59 y 216
9-.Fisher, L. (2014). Revolución Sandinista y especialidades médico-quirúrgicas. En: Escritos revolucionarios del siglo XXI. Universitaria. Managua, Nicaragua. 46-47
10-.Guevara Guerrero, U. (1995). De los cambios curriculares en medicina: experiencia de 47 años. Bolsa Médica. Managua, Nicaragua. Año III. No. 28. 5-8
11-.Guevara Guerrero, U. (2003). Historia de la patología en Nicaragua. Universitaria. León.
12-.Montalván, J.H. (1960). Breves apuntes sobre deontología médica e historia universal de la medicina. León. Hospicio.
13-.Narváez, T. (2015). Oftalmólogo por vocación. El Nuevo Diario. Managua, Nicaragua. 17/11/2015
14-. Wikipedia: la enciclopedia libre (2017). Terremoto de Managua de 1972.
15-. Wikipedia: la enciclopedia libre (2017). Fernando Agüero Rocha. 


Managua, Nicaragua, 21-25 de septiembre/14, 25 de octubre de 2017
Escritos de Lenin Fisher: reflexiones sobre la vida e historia de Nicaragua.

leninfisherblogspot.com