domingo, 3 de junio de 2018

DAÑOS AL CUERPO DE BOMBEROS DURANTE EL GOLPE DE ESTADO BLANDO EN NICARAGUA (ABRIL-MAYO-JUNIO 2018)


Daños al Cuerpo de Bomberos durante el golpe de Estado blando
en Nicaragua (abril, mayo, junio 2018)

Lenin Fisher

El golpe de Estado blando impulsado por la burguesía y los partidos políticos pro-capitalistas de la derecha, busca crear el caos, la inseguridad y la inestabilidad del país, para que la economía colapse y se destruya el Estado nacional.

El sistema contra incendios, integrado por los distintos Cuerpos de Bomberos, ha sido seriamente afectado en sus funciones humanitarias y de emergencias, por lo grupos golpistas, radicales y terroristas, de la siguiente forma:

1-. Asesinato de un bombero, el teniente Marvin Meléndez, quien fue ultimado de dos balazos en la espalda, en El Viejo, Chinandega.
2-. Destrucción de cuatro camiones de emergencia bomberil.
3-. Obstrucción e imposibilidad de apagar 33 incendios.

Ortega Ramírez, P., lo describe así, en El 19 Digital (1/6/18):

Los directores de Cuerpos de Bomberos de Nicaragua denunciaron que los grupos delincuenciales que siembran el terror y pánico, están obstruyendo el trabajo de los apagafuegos y personal paramédico que llega a sofocar las emergencias que estos sectores cometen en contra de las familias nicaragüenses.

El Comandante Jaime Delgado y el Comandante Enrique Chavarría del Benemérito Cuerpo de Bomberos, denunciaron que los efectivos han sido amenazados y han sido agredidos por estos grupos delincuenciales que están organizando los tranques.

Desde el 18 de abril hasta la fecha, estos grupos opositores han provocado 67 incendios en bienes públicos y privados, de estos en 34 casos los bomberos no pudieron llegar a sofocar las llamas, debido a que los delincuentes de la Derecha no han permitido el paso por los tranques.
“Queremos decirle a las familias que los Bomberos Unificados a partir del 19 de abril lastimosamente hemos tenido 67 incendios estructurales que han dañado grandemente la economía de las familias, del país, han puesto en riesgo la vida de las familias, de estos hemos atendido 33, donde hemos tenido acceso con nuestros camiones de manera un poco segura, porque hemos sido asediados, hemos sido atacados, hemos sido mortereados, hemos sido baleados con armas hechizas”, detalló el Comandante Ramón Landeros, Director General de Bomberos.
De estos incendios, 37 han sido en establecimientos de servicios, como alcaldías, oficinas gubernamentales, servicios bancarios. 5 han sido viviendas, 19 en transporte (buses, automóviles, ambulancias) y sector comercio. Estas acciones vandálicas han destruido cuatro camiones de emergencia bomberil, en Estelí, Masaya, León y Managua.
“Ayer en el incendio en Sébaco las personas, los vándalos que pegaron fuego del MTI no se percatan, que además del daño que hicieron en la propiedad, no nos permitieron ingresar porque nos amenazaron que si nos arrimábamos con los camiones nos iban a quemar con todo y bomberos adentro, no midieron las consecuencias del daño que podían ocasionar a las familias de Sébaco, porque a 20 metros estaba un tanque de combustible con 50 mil galones y en caso de haber explotado pudo haber causado daño en un radio de acción de mil metros a la redonda”.
Delgado señaló que la actitud terrorista de estos grupos de la Derecha, ha rebasada la capacidad de respuesta de las fuerzas bomberiles, porque a diario están causando y provocando incendios.
…estas prácticas inconstitucionales, violentan normas y convenios internacionales sobre derechos humanos y sobre el trabajo de los cuerpos de socorro.
Entre las normas y tratados internacionales violentados, se encuentra leyes que regulan el trabajo de los Cuerpos de Bomberos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención de Ginebra y sus diversos protocolos en relación a la protección de civiles.
El Comandante Errol Mejía, de Bomberos Unidos, explicó que todos los bomberos trabajan bajo un código de conducta internacional. “Estos convenios internacionales facilitan que personal humanitario como Cruz Roja o Bomberos puedan desarrollar sus servicios humanitarias, donde su vida esté garantizada y su integridad física no se vea afectada y principalmente su vida, y la de los medios y equipos que utilizan”,…

Todas estas acciones han sido realizadas por los supuestos manifestantes pacíficos y democráticos de la derecha opositora al gobierno sandinista. Daños y perjuicios contra todo el pueblo de Nicaragua, que ve desperdiciarse sus impuestos por actos vandálicos.

Sin duda alguna, los supuestos estudiantes universitarios (que se enojan si les llaman delincuentes), y la base social de partidos políticos como el MRS, PLC y CxL, entre otros, llenos del ideal democrático, han causado tanta destrucción para lograr un país mejor y porque aman, aman tanto a Nicaragua.

Desde que inició el golpe de Estado suave contra el gobierno sandinista, electo democráticamente por una mayoría amplia, el diario de una parte de los nicaragüenses, La Prensa y El Nuevo Diario, han atribuido a simpatizantes del gobierno, todos los destrozos, incendios, saqueos y robos, causados en la propiedad pública y privada, por manifestantes opositores, pandilleros y delincuentes, que además son pirómanos.

Para desenmascarar tal falacia, basta ver o revisar el informe de la Policía Nacional, emitido el día sábado 2 de junio, en el que reportó que tras ser atacado el cuartel policial de Masaya, repelieron el ataque y capturaron a 11 atacantes, entre ellos una mujer. Y curiosamente, todos tenían antecedentes delictivos, incluyendo un hombre por violación. Y el día 3 de junio, la Policía Nacional reportó haber capturado y liberado a 19 individuos (todos con antecedentes delictivos), que cometían actos vandálicos en Masaya; pero todos fueron liberados porque un sacerdote intermedió por ellos.

Así que, esto también evidencia de que el presidente Ortega Saavedra no estaba equivocado cuando al comparecer por televisión, el sábado 21 de abril, dijo que los políticos profesionales estaban criminalizando las protestas estudiantiles por la reforma a la seguridad social, al incorporar a individuos con antecedentes delictivos, entre los estudiantes.

Por lo tanto, la evidencia indica que desde el inicio del golpe de Estado blando contra el gobierno del FSLN han estado involucrados delincuentes y no solo estudiantes universitarios. Entonces, los manifestantes no solo eran estudiantes, sino que también delincuentes; o bien, eran estudiantes y delincuentes (quién era mayoría, habrá que determinarlo).

Ojalá y Sergio Ramírez Mercado, Premio Cervantes de Literatura, incluya a los dos grupos dentro de los nietos de la revolución que admira tanto, como escribió en La Prensa, recientemente. ¿Eso será más fácil que escribir un cuento o una novela? ¿Serán también llamados nietos por Sergio Ramírez los delincuentes que impiden el trabajo de urgencia, emergencia o humanitario de los bomberos? Ramírez Mercado ya debería comenzar a escribir un cuento sobre sus nietos pirómanos y podría inspirarse oyendo el disco del grupo británico Def Leppard, llamado Piromanía.

Las fuerzas políticas de la derecha golpista, llenas de odio y resentimiento, han caído en prácticas terroristas, facinerosas y violadoras de los derechos humanos de los demás, que no piensan como ellos.

La campaña de mentiras, sistemática y diaria, de La Prensa, El Nuevo Diario, radio Corporación, revista Confidencial y el canal de televisión 100% Mentiras ni ellos se la creen; pero existe gente que la cree o finge creerla, como un mecanismo defensivo de negación, consciente e inconsciente, ante el hecho irrefutable de apoyar algo sin sentido y que está muy mal desde cualquier punto de vista. La Prensa, El Nuevo Diario y Confidencial mienten muchas veces sobre estos hechos porque saben que en el futuro lo escrito tendrá mucho peso y será hasta verosímil y quizás creíble. No obstante, existen algunas plumas veraces que se levantan dignas para herir de muerte a la mentira, hoy, mañana y siempre.

Managua, Nicaragua, 3 de junio de 2018
Escritos de Lenin Fisher: reflexiones sobre la vida e historia de Nicaragua.
leninfisherblogspot.com